Crónicas del Absurdistán

Territorio inmenso, porque, como dijo un sabio antiguo, no hay absurdo que no haya sido propugnado por algún filósofo (y abrazado con entusiasmo por algún político).

>>>Enlaces por temas
aumentar feed 

Temas generales

La violación de los derechos humanos es un monopolio estatal: sólo los Estados y sus instituciones tienen la prerrogativa de violar los derechos humanos con impunidad. Los Estados occidentales, que se consideran a sí mismos garantes máximos de esos derechos, también los violan a gran escala y, como suele ocurrir en tales casos, bajo la envoltura hipócrita de principios e intereses superiores. La separación sistemática del padre y sus hijos en los casos de divorcio, el doble rasero de las leyes de género o la indefensión y presunción de culpabilidad del hombre frente a las falsas denuncias de su pareja constituyen, en conjunto y por separado, situaciones de violación de derechos humanos básicos como son la vida familiar, la presunción de inocencia o la igualdad ante la ley. Constituyen, en definitiva, la violación de los derechos humanos más generalizada de Occidente.

Algunos efectos de esas violaciones de los derechos humanos propiciadas por las vigentes políticas de género: 

Para el hombre: el expolio afectivo (hijos) y material (vivienda y pensiones), las falsas denuncias y las consiguientes órdenes de alejamiento de sus hijos; o la claudicación previa para evitar algunos de esos males. Según diversos estudios internacionales, los traumas y disfunciones causados por ese devastador régimen de divorcio aumentan desproporcionadamente las tasas de suicidio masculinas. En lo que respecta a España, el número de suicidios asociados al divorcio se ha estimado en unos 250 casos al año, con un incremento anual del 17 por ciento, y es lástima que no haya estudios ni cifras oficiales al respecto.

Para la mujer: una injusticia hecha a un hombre es también una injusticia para su madre, su hermana o su nueva pareja, así que todas las mujeres acaban salpicadas por los barros del divorcio; además, el abuso de las denuncias falsas socava la credibilidad de las verdaderas.

Para los hijos: síndrome de alienación parental (SAP), peor adaptación al entorno, menor rendimiento escolar, menos autoestima y confianza en sí mismos, y más probabilidades de sufrir maltrato físico, de experimentar embarazos prematuros en la adolescencia, de caer en la delincuencia y las drogas... En contradicción con los estereotipos oficiales, el riesgo de maltrato físico de los niños aumenta drásticamente en los hogares monoparentales femeninos (ver Informe Iceberg, anexos 17 a 22) y, según un importante estudio danés, los niños se desarrollan mejor en los hogares monoparentales masculinos que en los femeninos.

Para la sociedad en general: diversos estudios han demostrado que la custodia exclusiva materna incentiva el divorcio (instado en más del 70 por ciento de los casos por la mujer) y desincentiva la asunción de compromisos familiares; el resultante debilitamiento de la familia como institución contribuye a su vez al presente vacío demográfico.

ENLACES DE INTERÉS

Algunos textos e instrumentos básicos

Divorcio y suicidio

Discriminación: mitos y realidades

Legislación y jurisprudencia

 


NOTAS

[1] It"s the Demography, Stupid (Mark Steyn, 2006). ¡Es la demografía, estúpido! - "Las civilizaciones no mueren por homicidio, sino por suicidio", escribió A. Toynbee. Y ese parece ser el destino inminente de Europa, según Steyn. El problema del mundo occidental, y sobre todo de Europa, es que se concede la máxima importancia a cosas secundarias y se pasa por alto el problema que debería tener prioridad absoluta: la recesión demográfica.

Lo que de verdad amenaza nuestro futuro no es el agujero de la capa de ozono ni la deforestación, sino la caída de las tasas de fertilidad por debajo del umbral de sustitución (2,1 niños por mujer). La mayoría de los países europeos apenas superan la mitad de esa tasa (1,1 en España), mientras que, en países como Somalia o Níger, la tasa de fertilidad se acerca a 7 niños por mujer. El resultado es que, cada vez en mayor medida, el vacío demográfico europeo se rellena con poblaciones de otras procedencias, especialmente de países islámicos.

Según el autor, si no se induce un cambio brusco de la tendencia, la población activa europea será, para 2035, mayoritariamente islámica. Y se pregunta: "¿Puede una sociedad ser cada vez más islámica en su carácter demográfico sin ser cada vez más islámica en su carácter político?"

Así pues, la gran paradoja de la revolución feminista, que antepuso la competitividad de la mujer a la maternidad, fomentó el aborto, sacralizó la monoparentalidad e instauró la homoparentalidad, será, según el autor, su culminación en un modelo social de valores diametralmente opuestos, que penalizará el aborto y la homosexualidad y asentará su fuerza en la defensa de los valores familiares más tradicionales, sin omitir el velo femenino.

Si los temores del autor resultan fundados y el precio histórico del feminismo es el final de la cultura europea, sus restantes arbitrariedades y abusos habrán sido simples arañazos.
 

[2] "Sex Differences in Means and Variability..." (Irwing y Lynn, 2005) - No hay "techo de cristal", sino más inteligencia... masculina - Sex Differences in Means and Variability on the Progressive Matrices in University Students, estudio de Paul Irwing (Universidad de Manchester) y Richard Lynn (Universidad del Ulster), 2005.

Según este metanálisis de 22 estudios, el coeficiente de inteligencia (CI) es, como promedio, de 3,3 a 5 puntos superior en los varones. Además existe una mayor varianza en los hombres que en las mujeres, es decir, hay más varones con coeficientes de inteligencia muy bajos o muy altos.

Por ejemplo, en un estudio realizado en 1932 sobre una muestra de 86.520 niños de 11 años, el 58,1% de los individuos situados en la banda 50-59 del CI eran niños, e igualmente el 57,7% de la banda 130-139 eran varones. Es decir, hubo una mayor proporción de niños en los dos extremos de la distribución de la inteligencia. Según otro estudio, sólo el 3% de los alumnos de 12 a 15 años que se presentan a los exámenes de acceso a la enseñanza media sacan una puntuación superior a 700 puntos, y en ese grupo de máxima puntuación la proporción es de 12,9 niños por cada niña.

En cuanto a los CI más altos: a partir de CI 130, hay 2,3 hombres por mujer; a partir de CI 145, hay 3,1 hombres por mujer; y con CI superior a 155, la proporción es de 5,5 hombres por mujer. Por eso hay un número más elevado de hombres campeones de ajedrez, premios Nobel o galardonados con medallas Fields de matemáticas.

Esos resultados explicarían la mayor presencia de varones en los puestos que requieren la máxima preparación e igualmente el mayor número de genios varones como constante histórica. Como es natural, tales resultados dejan sin fundamento la famosa teoría del "techo de cristal" (o discriminación invisible) esgrimida por el feminismo para explicar la menor presencia de mujeres en los puestos más elevados de la escala profesional.

[3] Comunicado de la Federación Estatal Unión de Separados - Un millón por un solo caso. Desde hace varios años, la Unión de Separados mantiene una curiosa campaña, que ha hecho pública incluso a través de la prensa escrita, en la que ofrece 6000 euros (¡un millón, oiga!) a quién demuestre con algún caso concreto la veracidad del mito oficial de la discriminación salarial femenina. Hasta la fecha no se ha presentado ningún candidato al premio.

[4] Understanding the sentencing of women (Home Office, 1997) El sistema judicial inglés, menos riguroso con las mujeres. (Understanding the sentencing of women (Home Office, 1997)) -  En este estudio se compara el tratamiento penal en función del sexo respecto de tres tipos de delitos: pequeños robos en tiendas ("shoplifting") (n: 3763 infractores), violencia (n: 6547) y tráfico de drogas (n: 3670). Para ello se realizan proyecciones del trato previsible en circunstancias similares (gravedad, reincidencia, etc.) y se comparan con las penas realmente impuestas. El trato penal resultó ser notablemente menos riguroso para las mujeres en relación con los tres tipos de delitos.

En el caso de los pequeños robos en tiendas o comercios, los hombres fueron absueltos en menor proporción (28% vs. 44%) y recibieron siempre penas más rigurosas, sobre todo de prisión (8% vs. 1%). En los casos de delitos violentos, la pena de prisión se impuso también con mucho más frecuancia a los hombres (63% vs. 30%). La proporción no es tan desfavorable para los hombres incursos en delitos relacionados con drogas (20% vs. 15%).

[5] Does the criminal justice system...? (Home Office, 1994) -Trato discriminatorio del hombre en el sistema penal inglés (Does the criminal justice system treat men and women differently? (Home Office, 1994)) - En este estudio se desmiente la idea de que el sistema penal inglés es discriminatorio contra las mujeres; por el contrario, las mujeres tienen muchas menos probabilidades de quedar sujetas a medidas de privación de libertad para casi todos los delitos graves, con la única excepción de los relacionados con las drogas, en cuyo caso las proporciones de condenas privativas de libertad son similares para ambos sexos (14%). Por ejemplo, en 1992, la proporción de medidas de apercibimiento ("caution") en el caso de delitos graves ("indictable offences") fue del 61% para las mujeres y del 36% para los hombres.

Asimismo, para delitos de gravedad similar, la proporción de mujeres sujetas a prisión preventiva es menor que la de hombres; además, la proporción de mujeres en prisión preventiva que acaban recibiendo penas de prisión es también inferior a la de hombres (30% vs. 40%). La diferencia es aún mayor en los casos de libertad bajo fianza que acaban en sentencia de prisión (5% de mujeres y 10% de hombres).

Por otra parte, cuando las mujeres sufren penas de prisión, su duración es menor que la impuesta a los hombres (17,7 meses vs. 21,1 meses en 1992). Si se trata del primer delito (no reincidentes), las posibilidades de encarcelamiento se reducen a la mitad para las mujeres (4% vs. 8% en 1991, sobre una muestra de 21.000 delincuentes).

Las mujeres corren asimismo un menor riesgo de prisión en caso de homicidios domésticos: entre 1984 y 1992, el 23% de las mujeres y el 4% de los hombres acusados de homicidio doméstico fueron absueltos; en los casos en que se pronunció sentencia condenatoria, dos terceras partes de los hombres y menos de la mitad de las mueres fueron condenados a prisión. La eximente de legítima defensa se aceptó en el caso del 30% de las mujeres en comparación con el 20% de los hombres.

[6] Spouse Murder Defendants (USDJ, 1995) - Asesinatos entre cónyuges: menos y menores condenas para las mujeres (Spouse Murder Defendants (USDJ, 1995)) - Estudio publicado en 1995 por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, relativo a los asesinatos perpetrados por cónyuges en los 75 condados más importantes del país en 1988. De los 540 casos de asesinatos registrados, 318 (59%) correspondieron a hombres acusados del asesinato de sus esposas, y 222 (41%) a mujeres acusadas del asesinato de sus esposos. (Esta proporción de 60-40 por ciento es casi una constante en todos los estudios objetivos sobre asesinatos entre cónyuges).

El trato judicial recibido por las esposas y los maridos fue muy desigual. Los tribunales consideraron culpables de homicidio o asesinato al 70% de las esposas, y al 87% de los maridos. En cuanto a las penas aplicadas, fueron de prisión para el 81% de las esposas convictas y el 94% de los esposos convictos. Como promedio, las esposas recibieron sentencias de una duración inferior en 10 años a las impuestas a los esposos (6 años para las esposas y 16,5 años para los esposos). Las sentencias de una duración superior a 20 años alcanzaron al 15% de las esposas y al 43% de los esposos.

En muchos casos, la menor pena impuesta a las esposas se debió a que éstas alegaron la eximente de autodefensa preventiva (asesinato por miedo). Sin embargo, en los casos en que no se alegó tal eximente, también las sentencias de prisión fueron, como promedio, más benévolas para las esposas (7 años) que para los esposos (17 años).
 

SECCIONES

TEMAS

PECERA DE IDEAS


********


Página inicial - Mapa del sitio - Contacto: c0rreo - Madrid, 2007-2013

Los contenidos de este sitio web podrán utilizarse o reproducirse libremente
para fines no lucrativos a condición de que se cite su procedencia.

Logotipo | ©Grupo Isegoría