Crónicas del Absurdistán

Territorio inmenso, porque, como dijo un sabio antiguo, no hay absurdo que no haya sido propugnado por algún filósofo (y abrazado con entusiasmo por algún político).

>>>Rayas en el agua
aumentar feed 

Los olvidados8 de marzo de 2011

8 de marzo

Día de los 1.000 hombres
(y 30 mujeres) muertos cada año
en accidentes laborales en España

Oficialmente, Día de la Mujer Trabajadora

Ocho de marzo7 de marzo de 2011

Durante miles de años, hombres y mujeres se repartieron las tareas familiares y sociales en función de sus especializaciones evolutivas: los hombres desempeñaron los cometidos más arriesgados o de mayor exigencia física; y las mujeres se centraron, sobre todo, en los relacionados con la maternidad. Ninguno de los sexos renegó jamás de sus funciones ni codició las del otro, y ninguno se sintió desfavorecido frente al otro. Ambos sexos se complementaron, y cada uno de ellos cumplió la misión que el otro esperaba que cumpliese. Gracias a esa complementación, nuestros antepasados lograron sobrevivir, primero como especie y después como civilización; y nos condujeron hasta la presente época de prosperidad y bienestar sin precedentes.

Además, desde tiempos muy antiguos, hombres y mujeres compartieron numerosas tareas, por ejemplo en el medio rural o en los talleres artesanales o pequeños comercios urbanos. Finalmente, con la expansión del sector terciario y las oportunidades de la vida moderna (en particular, los anticonceptivos), la mujer pasó a incorporarse en masa a la vida laboral. Nadie se lo impidió, y menos que nadie los hombres. La lucha, si alguna hubo, fue más contra los prejuicios de generaciones anteriores, incluidas madres y abuelas, que contra reticencias masculinas.

En la actualidad, las mujeres no sólo gozan de igualdad de oportunidades, sino también de ventajas en forma de baremos especiales y cuotas, y su presencia es ya mayoritaria en algunos de los campos profesionales más prestigiosos e influyentes (por ejemplo, la medicina o el derecho). Por su parte, los hombres siguen, como en los viejos tiempos, desempeñando las funciones más penosas y arriesgadas. La siniestralidad laboral es casi exclusivamente masculina: entre 900 y 1.000 hombres (y unas 30 mujeres) mueren cada año en España en accidentes laborales.

Habida cuenta de todo lo cual, ¿qué razones justifican que se celebre con tanto bombo y platillo el Día de la Mujer Trabajadora?


compartir



SECCIONES

TEMAS

PECERA DE IDEAS


********


Página inicial - Mapa del sitio - Contacto: c0rreo - Madrid, 2007-2013

Los contenidos de este sitio web podrán utilizarse o reproducirse libremente
para fines no lucrativos a condición de que se cite su procedencia.

Logotipo | ©Grupo Isegoría